Si pensamos en cual es el mejor tratamiento estético para eliminar la grasa localizada, vemos que hay dos grandes opciones. La liposucción o un método revolucionario no invasivo conocido como Criolipólisis.

La grasa localizada es la gran enemiga de hombres y mujeres que quieren recuperar su imagen o dejar atrás esos kilos de más que tanto se acumulan en festividades y ocasiones especiales.

Nuestro cuerpo no puede evitar la generación de células adiposas que se adhieren a la piel, acumulándose y causando esas curvas que tantas veces se quieren eliminar.

Para acabar con ellas se pueden tomar medidas radicales y directas, como son los nuevos tratamientos estéticos.

Soluciones como la más que conocida liposucción o la cada vez más famosa criolipólisis se posicionan como las grandes favoritas para quienes buscan acabar con esas acumulaciones de grasa tan molestas.

Pero, ¿cuál es mejor?

Ambas opciones destacan bastante y son de las más solicitadas en los centros de estética más modernos.

Aunque tienen grandes diferencias entre lo que ofrecen y los resultados que dan.

Ese, y otros tantos aspectos importantes sobre ambas, son cuestiones que vamos a abordar aquí.

¿Criolipólisis o Liposucción?

Para poder determinar cuál es el mejor tratamiento estético para acabar con la grasa localizada, antes hay que ver en qué consiste cada uno de los que estamos mencionando.

liposucción vs criolipólisis

En la actualidad, la criolipólisis y la liposucción son las más demandadas para moldear el cuerpo y perder los cúmulos de grasa; pero, ¿cuál es la más destacada?

Criolipólisis

La criolipólisis es un tratamiento hecho con aplicadores sobre la piel y que no resulta nada invasivo.

Su objetivo es acabar con las células grasas a base de reducir considerablemente su temperatura.

Al hacer eso, estas se descomponen y el cuerpo puede proceder a eliminarlas con mucha más facilidad, sin causar daño alguno al resto de células que hay en la piel y en cualquier parte del cuerpo.

Aplica temperaturas que se quedan por debajo de los 0 grados centígrados y que son capaces de dañar estas células adiposas.

Es un método bastante interesante, ya que no requiere intervención quirúrgica y que no hay tiempo de recuperación.

Muestra resultados en menos de 5 meses. Aunque los primeros cambios ya se pueden ver a las 3 semanas aproximadamente tras el tratamiento.

De 8 a 12 semanas es cuando se ven los principales cambios.

Una excelente opción para acabar con esa molesta grasa corporal, y sin necesidad de pasar por quirófano, ni tampoco con molestos postoperatorios.

Liposucción

La liposucción también conocida como lipoescultura, es el método más tradicional para acabar con la grasa localizada.

Aquí ya sí hablamos de una intervención quirúrgica, ya que lo que se hace es extraer directamente la grasa de las zonas donde más suele acumularse en el cuerpo.

Quienes optan por la liposucción suelen hacerlo para acabar con la grasa que se acumula en determinadas partes del cuerpo.

De esta forma, se logra esculpir el cuerpo sin esos depósitos de grasas localizadas que tanto pueden afectar la imagen de una persona.

Esta intervención se hace con una anestesia local de por medio, aunque también puede ser general o epidural.

El tejido adiposo se introduce en una jeringuilla especial que se conecta a una máquina de vacío para que, durante entre 1 y 3 horas, esta vaya extrayendo el líquido en el que se encuentra la grasa.

Por qué elegir la Criolipólisis

Viendo las dos opciones que hemos explicado y buscando el mejor tratamiento estético para eliminar la grasa localizada, lo cierto es que la criolipólisis se postula como la mejor alternativa.

Este tratamiento es bastante más moderno y también ofrece mejores resultados. Aunque no son tan rápidos como los de la lipoescultura, ya que por no ser invasivo el cuerpo trabaja de forma natural y a su ritmo para eliminar la grasa localizada tratada.

No hay necesidad de pasar por un quirófano, ni mucho menos de tener que usar una anestesia.

La persona no sufre dolor tras la intervención.

El tratamiento es hecho con una maquina que emite frío de manera controlada a través de un aplicador en contacto con la piel totalmente protegida.

Es cierto que esto sí puede ser algo un poco molesto en algunos pacientes por la sensación que genera. Pero en 5 minutos la sensación se va y el paciente ya no siente nada.

Además, no tiene nada que ver con lo que implica un postoperatorio, y más con anestesia general.

Es una opción que no es dañina, que también da resultados visibles en poco tiempo. En las 3 semanas se puede mostrar los primeros cambios, y que además cuenta con la tecnología más moderna como sustento principal.

Es una técnica comprobada por la ciencia, con muchos estudios clínicos. Pero atención, es preferible hacer la marca original. Las copias no son avaladas por la CE y por la FDA.

Tenéis que buscar por Coolsculpting.

Sin duda, deja claro que es el mejor camino a seguir si quieres acabar con la grasa localizada en prácticamente cualquier parte del cuerpo.

Beneficios de la Criolipólisis

Los principales beneficios de la criolipólisis resultan bastante claros.

En primer lugar, dado que no se trata de una operación que requiera intervención de anestesia. Ni que tampoco necesita una perforación en tu cuerpo para usar una jeringuilla, tiene un periodo de recuperación prácticamente nulo.

Además de eso, no hay daño alguno para la piel durante el procedimiento.

Podrás hacer vida con total normalidad a las pocas horas de pasar por el tratamiento.

Sin complicaciones ni nada que te impida disfrutar de tu día a día tal y como era hasta antes de pasar por este procedimiento.

beneficios de la criolipólisis

Lo último que cabe destacar es que los resultados obtenidos son permanentes.

La grasa eliminada desaparece por completo, ya que lo que se ha hecho es destruir una buena parte de los adipocitos o células grasas en la zona tratada.

Es así de simple, y lo cierto es que sus beneficios son realmente interesantes.

Ahora podemos decir que la Criolipólisis es el mejor tratamiento estético para eliminar la grasa localizada.

Zonas del cuerpo a tratar con Criolipóisis

No todas las partes del cuerpo se pueden someter a una criolipólisis porque, para empezar, no todo el cuerpo es susceptible de tener acumulaciones de grasa localizada.

Todas las zonas con cúmulos de grasa localizada se pueden tratar.

Las partes del cuerpo a tratar con criolipólisis son las siguientes:

  • Muslos, tanto su parte exterior como la interior
  • Parte interna de la rodilla
  • Ingle
  • Caderas y zona abdominal
  • Glúteos
  • Espalda, para pliegue escapular
  • Brazos
  • Costados
  • Papada

Estos son los lugares para los que se recomienda pasar por el tratamiento de la criolipólisis en caso de querer acabar con la grasa acumulada.

Para otras zonas, aconsejamos consultar al especialista con el que se vaya a proceder para que determine si es posible o no.

Esperamos que esta entrada te ayude a elegir cual es el mejor tratamiento estético para eliminar la grasa localizada.

Te puede interesar

Alimentos para fortalecer el sistema inmunitario

Linfoterapia y cooslculpting

Linfoterapia

Yo soy Cool